El bufete /

Historia

La Asociación Bufete Jurídico Popular con sus siglas Abjp es una Organización No Gubernamental que se dedica arduamente a investigaciones y litigio de casos de alto impacto en la sociedad guatemalteca.

La Abjp es cuidadosa en los temas que trabaja día a día y en seleccionar a su personal; busca contar con personas comprometidas con el objetivo que persigue, que participen activamente en los cambios estructurales, con ideas definidas políticamente. Lo que significa contar con un recurso humano con conciencia social, trabajando con convicción, adaptado a las limitaciones y obstáculos que traen consigo las tareas cotidianas. 

Entre su campo científico de labores destaca el dedicado a Derechos Humanos, en donde dirige sus acciones a investigaciones y litigio de casos por delitos que tienen origen durante el Conflicto Armado Interno, entre ellos, las masacres, desapariciones forzadas, desplazamientos, violaciones sexuales, entre otros hechos, los cuales son litigados con grandes esfuerzos en las instancias nacionales y en otros casos se ha hecho uso del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

En este mismo espacio se litigan casos de discriminación por razones étnicas, los cuales han constituido procesos novedosos ante las instancias encargadas en el departamento de Baja Verapaz, puesto que este tipo de hechos no se denuncian y porque el Ministerio Púbico no les da la debida importancia, generalmente buscando medidas desjudicializadoras del proceso penal.

Está también el área que promueve el Derecho Agrario, espacio que da acompañamiento a las luchas de defensa de las tierras de comunidades indígenas, entendiendo que estas acciones, pueden ser judiciales, administrativas o bien acciones desde el punto de vista político.

Tomando en cuenta que el sistema de justicia de este país, es eminentemente positivista y en lo que concierne al tema agrario es civilista, esto limita el litigio de casos de tierras con origen histórico, de igual manera ha sido difícil el reconocimiento de la administración y tenencia especial de esas tierras. Ha sido un reto que se practique el principio de convencionalidad en este tema, y sigue siendo ese desafío, pues, pocos jueces son accesibles a adaptar los convenios internacionales en sus resoluciones y sentencias.

Por último el campo que se dedica a la defensa de los Derechos de la Mujer, que a nivel de municipio es conocido como la Oficina de la Mujer Achi. Esta oficina se dedica a litigio de casos de familia, penal, civil, e inevitablemente al referirnos a defensa de derechos de la mujer, nos referimos a derechos de los niños.

La Abjp toma como base legal para el acceso a justicia en temas de violaciones a derechos humanos por delitos de lesa humanidad, además de la norma interna, los siguientes: Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial; Convención Contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes; Convención Americana Sobre Derechos Humanos, Convención Interamericana Sobre Desaparición Forzada de Personas; Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio; Declaración Universal de Derechos Humanos.

Para defensa de derechos de las mujeres y niños, los siguientes: Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer; Convención sobre los Derechos del Niño; Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra La Mujer; Convención de Belém do Pará; Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Para la defensa de tierras de comunidades indígenas se fundamente en el Convenio 169 de la OIT Sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas; entre otros.